Experiencias




El Turismo Cultural, como su nombre lo indica, nace e integra dos áreas: Turismo y Cultura, las cuales han ido evolucionando y coincidiendo (aunque a veces también separándose) a nivel conceptual, administrativo y político.




Desde 1990 la República Dominicana cuenta con un espacio entre los más extraordinarios elementos culturales de la humanidad al figurar en la Lista del Patrimonio Mundial y en la Lista Representativa Del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO. De forma detallada:




Hacia 1968 la Constitución de la República Dominicana, en su artículo 101, establecía que la riqueza artística e histórica del país, sea cual fuere su dueño, formaría parte del patrimonio cultural de la Nación y estaría bajo la salvaguarda del Estado. Con esto se reglamentaba, esencialmente, lo relativo a la protección, conservación, enriquecimiento y utilización del patrimonio cultural.




Como mencionamos en el anterior 'conversado cultural' sobre patrimonio, en cada cultura y zona hay una serie de elementos que, por sus notables cualidades, tienen un “valor universal excepcional” ya sea desde el punto de vista de la historia, del arte, de la ciencia, de la conservación medioambiental o de la belleza estética. "Patrimonio de la Humanidad" es la marca bajo la cual la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO) ha agrupado estos elementos. Y con ellos ha conformado una lista que a la fecha reúne a más de mil sitios que representan la diversidad de nuestro planeta y de las personas que lo han habitado, mostrando el desarrollo de la historia humana y celebrando lo mejor de lo que somos y creamos.





Cuando se conversa sobre cultura uno de los primeros conceptos en salir a flote es el de patrimonio y aunque 'mal que bien' podemos entender por el contexto a qué se refiere, puede que por desconocimiento no comprendamos su importancia. ¡Aclaremos!