Turisteo




En la Ave. La Marina de Samaná se encuentra el Museo de la Ballena, un espacio creado para educar a los pobladores y visitantes de la región sobre el proceso migratorio de este gran mamífero, así como sus hábitos, comportamientos y las características de su reproducción.




Foto cortesía de: Roland Liebetrau, Walflüsterer 2014.

Hace más de 60 millones de años un grupo de animales fue obligado a vivir en el agua para garantizar su supervivencia creando una transformación significativa en su cuerpo para poder adaptarse a este nuevo hábitat. Nos referimos a la familia a la que pertenece un adorable y pacífico mamífero acuático: el manatí.


VIVE PARTE DE LA MAGIA DE LA NATURALEZA CON EL ESPECTÁCULO DE LAS BALLENAS JOROBADAS.

De enero a marzo las costas samanenses reciben sus más antiguas y esperadas visitantes: las ballenas jorobadas. Estos cetáceos, que se encuentran en peligro de extinción, vienen al territorio caribeño en busca de las aguas templadas y protegidas, que resultan idóneas para encontrar pareja, aparearse y parir.

 



UNA ESPECIE EN PELIGRO DE EXTINCIÓN QUE ELIGIÓ NUESTRAS AGUAS PARA REPRODUCIRSE Y NACER.

Las ballenas jorobadas o 'Megaptera novaeangliae' son mamíferos marinos que, al igual que nosotros respiran aire, tienen sangre caliente y poseen un complejo modo de comunicación. Llegan a medir hasta 15 metros, pesar unas 50 toneladas y se caracterizan tanto por la forma de sus aletas pectorales, como por sus cabezas alargadas y cubiertas con nódulos.

EL ESFUERZO DE UNA COMUNIDAD EMPODERADA SE CONVIERTE EN UN PREMIADO COMPLEJO DE ECOTURISMO SOSTENIBLE.

Redacción y fotos: Maricha Martínez Sosa.

Enclavado en las montañas de la Cordillera Septentrional, a unos 35 kilómetros del municipio de Moca -Provincia Espaillat-, encontramos el Complejo Ecoturístico Sereno de la Montaña, una de esas admirables situaciones en las que el entorno y su gente se compenetran para echar a andar un proyecto que sin dañar al primero beneficia a los segundos.