“El viaje de las mil millas inicia con un paso.” – Lao Tzu

Año nuevo, tiempo de celebración, de regocijo y felicidad, de esperanza. Un año que se despide en reflexión y otro que nos recibe lleno de posibilidades.

Con el cambio de año, muchos nos miramos con deseos de cambiar también múltiples aspectos de nuestra vida y uno de los más comunes es el físico (parte de la tendencia de “new year, new you”, tan predicada a nivel global). Seguro que dicha iniciativa no te resulta nada nueva, pero ¿cómo lograr mantener esa promesa a nosotros mismos, cuando se nos ha hecho tan difícil en años anteriores? A continuación te ofrezco una guía simple para ayudar a que esas resoluciones de año nuevo se conviertan en objetivos logrados, sin llegar a ser un gran dolor de cabeza.

Primero lo primero, empieza donde estés.
Muchos queremos esperar al momento “ideal”, sabiendo que el mismo no existe más allá del valor que le demos. Utilizamos la excusa de empezar en el utópico “mañana” que nunca parece llegar o tal vez buscamos las circunstancias “óptimas”, las cuales parecen existir solo en aquel “mañana”. La verdad es que, al igual que profesan todos los autores de auto ayuda, el mejor momento para empezar es ya, estemos donde y como estemos. Nunca habrá mejor momento, ni condiciones, para empezar que en el y las que vivimos actualmente así que: ¡manos a la obra!

Segundo, usa lo que tengas a la mano.
“Pero es que no estoy inscrito en un gimnasio”, “¿Cómo podré [inserta objetivo de cambio físico] sin el equipo/orientación/ambiente adecuado?”… La lista es eterna. El querer es poder, y no se necesita más que la buena voluntad y querer hacer un cambio para hacerlo realidad. ¿No tienes acceso a instalaciones y equipos? Hay un sinnúmero de alternativas de ejercitarse con la mejor herramienta que la naturaleza te ha brindado: tu propio cuerpo. ¿No sabes qué hacer ni cómo? Con el auge de la informática y el boom de las redes sociales, existen muchas opciones educativas para poder aprender a hacer ejercicios y alimentarse de manera adecuada sin tener que contar con un profesional directamente (y cuidando nuestros presupuestos, por igual).

Finalmente, haz lo que puedas.
No quieras empezar corriendo una maratón si jamás haz dado una vuelta a la manzana. Las cosas se consiguen con tiempo y práctica. No te compares con las celebridades, atletas o el/la vecin@ fanátic@ de los ejercicios, cada quién es su propia competencia. Tan solo llega a ser y hacer mejor que el tu de ayer, y peor que el tu de mañana. Pequeñas metas y cambios diarios, fáciles de cumplir, nos darán esa gratificación instantánea que es necesaria para impulsar nuestra motivación. Te propongo usar metas semanales con un 50/50 de probabilidad de cumplir que te proporcionarán el reto necesario para dinamizar nuestra capacidad. La combinación de ambas dará como fruto cumplir con cualquier meta a largo plazo que podamos tener.

En resumen, aquí van mis recomendaciones:
1. Empieza donde estés, nunca dejes para mañana lo que puedes hacer hoy, o mejor aún, lo que pudiste haber hecho ayer. ¡Empieza YA!

2. Usa lo que tengas a mano, ya sea tu propio cuerpo, tu casa, el parque, lo que sea. ¿Quieres más ejercicio que jugar con tus hijos/sobrinos/nietos o hacer los oficios del hogar?

3. Haz lo que puedas. No queramos empezar a correr 5km o a levantar 100kg. Empecemos con 1 vuelta a la manzana o 10 sentadillas con nuestro peso corporal. No quieras limpiar tus hábitos de 20 años en una sola semana. Empieza con algo sencillo, como eliminar o reducir el consumo de azúcar procesada.

Espero que estos consejos te ayuden a mantener tus promesas de cambios físicos para este año nuevo. Si estás listo/a para comprometerte completamente, te recomiendo que aproveches las instalaciones y servicios que ofrecen los diversos centros especializados de nuestro país. Te deseo lo mejor y hasta la próxima.

Ed.

Ed J. Pichardo es Especialista en Fitness en la República Dominicana. 
Puedes contactarlo vía email en: edjpichardo@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí