Hola holístico,

De vuelta en otra entrega para ofrecerte información que ayude a enriquecer tu vida, salud y bienestar en general. Hoy quiero dedicarle un momento a conversar sobre un tema que puede hacer de tu experiencia de hacer ejercicios muchísimo más grata y valiosa, con muy poco esfuerzo. Me refiero a la hidratación, probablemente una de las más subestimadas e importantes partes de nuestra rutina diaria.

¿La razón? Los seres humanos y sus músculos son ¾ partes agua y al hacer ejercicio perdemos una buena cantidad de líquido, la cual varía dependiendo de muchos factores: peso, edad, % masa magra (más músculo requiere mayor hidratación), clima en que vivamos, si entrenamos al aire libre (bajo el sol) o techado (en un gimnasio, y qué tan ventilado esté), cuántas veces al día y/o semana entrenemos (aquí entran la duración e intensidad de las sesiones), sin olvidar factores de nuestro estilo de vida. En fin: ¡se pierde agua y hay que reponerla!

Aunque no hay un estándar genérico para la hidratación universal, podemos enfocarnos en 2 cosas: nuestra sed y el color de la orina. La sed puede ser engañosa, pues aquí entra el agua de los alimentos, así que me llevaría más del color de la orina. Bebe suficiente agua para poder ir al baño 5 veces y que sea transparente. Esto sin contar el agua que debemos consumir al ejercitarnos: antes de (asegurar una buena ingesta 1hr antes), durante (tomar sorbos entre cada descanso, repetición, serie, etc.) y después (recordando que el cuerpo mantiene el efecto termogénico del ejercicio durante un tiempo, así que ha enfriar ese gran reactor que nos permite vivir).

Entre los beneficios de mantener una buena hidratación, podemos contar por lo menos los siguientes, para mantenernos motivados a tomar más agua:

-Transporte: el agua mueve todo lo que esta dentro de nosotros. Lleva lo bueno a donde lo necesitamos y saca lo malo o lo que no es necesario y que nos puede hacer daño. Esto quiere decir que, para ganar músculo y/o tonificar, tenemos que tomar agua; para perder grasa, tenemos que tomar agua. Creo que ya te está dando un poco de sed, ¿verdad?

-Control de temperatura: nuestros cuerpos deben mantener una temperatura de algunos 36°, aproximadamente, para mantener el buen estado y balance, o homeostasis. El agua juega un papel vital en lograrlo. Ningún sistema de enfriamiento funciona sin un medio auxiliador del mismo.

-Recuperación: tanto durante el ejercicio, como después del mismo. Cuando pasamos por un proceso de desgaste (enfermedad de algún tipo), la primera recomendación es tomar mucho líquido. El líquido por si no necesariamente sea santo remedio, pero si ayuda a que ese santo remedio actúe dónde y cuándo tiene que hacerlo. Debemos recordar que, aunque nos sea agradable, el ejercicio es un estrés al cuerpo, el cual provoca alteraciones, de las cuales necesitamos recuperarnos.

Con la aplicación de la simple práctica de la hidratación conciente, notarás una gran mejora en tus sesiones de entrenamiento, lo cual te animará a ejercitarte más a menudo y mejor. Recuerda lo que hablamos en el pasado, empieza pequeño. Demasiado, muy pronto nos lleva al abandono, y queremos estar aquí pa’largo.

De paso te invito a visitar cualquiera de las sucursales del Body Shop Athletic Club donde podrás obtener tanto en mí como en mis compañeros más información sobre estas y otras prácticas, al igual que muchísima más asesoría sobre como mejorar tu calidad de vida, salud y tener un bienestar. Me reitero a sus ordenes para cualquier orientación.

¡Hasta la próxima!
Ed.

Ed J. Pichardo es Especialista en Fitness en e Body Shop Athletic Club de la República Dominicana. 
Puedes contactarlo vía email en: edjpichardo@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí