Whisky en mano, cigarro en boca, sentado, reflexivo y muchas veces en solitario. Quien le ve no pensaría que aquel señor de colita canosa es quien orquesta uno de los más grandes y consistentes movimientos culturales dominicanos de la última década.

Fernando Rodríguez de Mondesert es el genio detrás de Jazz en Dominicana. Este visionario (o loco, si prefieres así llamarle) nos ha regalado infinitas noches bajo un único protagonista: la pasión por la buena música. Ha recopilado a muchos de los mejores músicos de nuestro país y los ha mezclado con increíbles talentos importados. Risas, llanto, amistades y hasta pasiones se han despertado ante los increíbles soundtracks que este caballero del jazz nos ha regalado bajo el concepto de “Jazz en Dominicana”, plataforma local de difusión de jazz más importante de los últimos años. Es por ello que casi nos atrevemos a afirmar que desde octubre de 2006 es que oficialmente se puede hablar de que en este pedacito de isla “se vive” el jazz pues fue entonces cuando nació la iniciativa que ha despertado un fenómeno músico-cultural en Santo Domingo, y a contribuido a su popularización en distintas partes del país.

A través de “Jazz en Dominicana” se ha desarrollado la labor de informar y promover a talentos musicales, siendo un importante canal de apoyo a la cultura de los dominicanos. Gracias a esta plataforma se han habilitado distintos espacios que brindan al público una original programación con Jazz en vivo en diversos formatos y variados sub-géneros y se ha abierto camino a músicos “del patio” en sus casi mil eventos, a través de los cuales se ha aumentado -y educado- el público que acude al disfrute del Jazz en nuestro país.

Mucho podemos decir de él, pero hemos querido que el mismo nos ayude a descifrar su pasado y proyección. Ojalá esta entrevista te permita conocer mejor a Fernando, que entiendas qué movió a un visionario como el a poner entrega, ilusión y pasión en la creación de este proyecto y claro, que visites y apoyes los distintos eventos de Jazz en Dominicana para que su éxito continúe ‘in crescendo’.

ENTREVISTA A FERNANDO RODRÍGUEZ DE MONDESERT
por Maricha Martínez Sosa / Quemashago.com 

• Arranquemos con la pregunta más cliché, ¿cuándo y por qué nace en tu cabeza Jazz en Dominicana?
De una manera poética, el resultado de una inconformidad al asistir a un evento de jazz. Me explico.
Sentado solo – escuchando y disfrutando de un solo de Jazz – hacen casi 10 años en el Bar es Teatro del Teatro Nacional. Ni el cuarteto (Guy Frómeta, Jeremías King, Sandy Gabriel y Rafelito Mirabal), ni yo entendíamos por que me encontraba como único miembro del público esa noche. Ellos tocaron como si estuviese lleno (gracias que no lo estaba, pues quizás la historia hubiese sido otra) y decidí a instancia de ellos compartir, por escrito, las impresiones y emociones de la noche. Ese escrito ¨Un muy buen Jazz en Santo Domingo¨, seguido por un segundo ¨El Jazz está vivo en Santo Domingo¨, lograron el objetivo de motivar a amistades y conocidos a compartir lo vivido.
Rafelito Mirabal expresó ¨Esa noche que quedó atrás igual que tantas y tantas otras en todo el mundo y desde hace mas de un siglo donde los músicos de jazz lo entregamos todo en una pieza, en una noche y en una vida. La gran diferencia de esa noche con respecto a todas las demás fue que en esa noche nació JAZZ EN DOMINICANA. Aquí podemos comprobar una vez mas como de las cosas simples y sencillas nacen grandes proyectos. El deseo de compartir una noche con sus amigos, hizo que una persona se propusiera y lograra ya no solo atraer a sus amigos y allegados al mágico mundo del jazz, sino haber creado el movimiento mas importante de los últimos años en nuestro país de difusión del jazz en lugares públicos y por internet.¨
El primer producto que nace es el blog; el cual ha difundido en sus más de 1,300 artículos: reseñas de conciertos y festivales, entrevistas, biografías, fotografías y más sobre lo que cotidianamente denominamos ¨los músicos del patio¨. Somos el único medio de comunicación de este género musical en el país.
Luego vinieron una serie de acciones en pro del género en el país, entre estos los espacios de Jazz en vivo. Creación y manejo de espacios especializados que ofrecen Jazz en vivo realizado por nuestros músicos, jammeos, educación y presentación de nuevos talentos. Al día de hoy casi 1,000 eventos han sido realizados en estos.

• ¿Cuál es tu background académico y  profesional?
Me gradué de hotelería (Hotel & Restaurant Management) en Estados Unidos, al llegar al país en el 1982 trabajé en el Sheraton como sub-gerente del mismo, hasta que en el 1984 comencé a trabajar en Bic Pac Island Couriers y me enamoré del mundo del courier, transporte y logística de carga y relacionados. Trabaje por casa 25 años en el sector en diversas areas y con variados cargos con empresas como Fedex (Gerente Operaciones), Caribetrans (Gerente División Aérea & Proyectos Especiales), DHL (Gerente General), Aerodom (Gerente División de Carga), entre otras.
En el 2008 lo dejo todo atrás para seguir mi sueño: Jazz en Dominicana.

• ¿Qué te inspiró a dar el salto de disfrutar de la música a hacer de ella un proyecto de vida?
La realidad es que desde que comencé sentí una necesidad de que todo lo que hiciera fuese un aporte a la cultura de nuestro país. Nuestros objetivos siempre estuvieron claros: apoyar la difusión del género del Jazz; contribuir a elevar el nivel músico-cultural del país; diversificar el tipo de público que entra en el mundo del Jazz; contribuir a aumentar los espacios disponibles para ofrecer presentaciones de los músicos locales; y, servir de herramienta de consulta para los interesados en el tema, melómanos, músicos, educadores y estudiantes, prensa, organizadores de eventos y público en general.

• Tenemos entendido que es un trabajo demandante, ¿cuál es el día a día de Fernando? 
Entiendo que como si trabajase en cualquier empresa. Uno llega y comienza a trabajar (en mi caso con un buen café y escuchando jazz). Reviso los pendientes y preparo los quehaceres del día. Suelo ser organizado y metódico, así que mis horarios de ¨oficina¨ tiene su rutina diaria.
Saco tiempo para escuchar música, para leer algo (usualmente en All About Jazz), para sentarme sino a escribir un artículo al menos a hacer apuntes e investigaciones para uno. Suelo publicar de 9-11 artículos al mes.
Programar las actividades de los espacios, contactar a las agrupaciones, promover los eventos en el blog, Facebook, Twitter e Instagram. Enviar propuestas para eventos privados, mantener contactos con festivales locales e internacionales, y mucho más.

• ¿Cómo es tu vida familiar? y ¿cómo ha cambiado desde que arrancaste Jazz en Dominicana?
Mi vida familiar actual nació al poco tiempo de haber nacido el proyecto. Mi esposa y sus hijos, desde el primer día, me apoyan y están muy orgullosos de lo que hago y hacemos. Ilusha es en gran parte responsable de lo que es Jazz en Dominicana hoy y a diario doy gracias al de arriba por haberla puesto en mi vida. Siempre he recibido el apoyo de mi hijo Carlos, ahora también cuento con Sebastian y Renata, quienes son, también, parte de este proyecto.

• ¿Cuáles impedimentos has encontrado en el camino de tu gestión cultural?
Yo no diría tanto impedimento que falta de apoyo. La labor que hacemos es realmente una gestión cultural a favor de un género musical de mucho valor. Es una pena no encontrar el apoyo completo de parte de nuestras entidades gubernamentales así como del comercio – que aún hoy dicen ¨que el jazz no vende¨.
Desde Septiembre del 2007 hemos creado y manejado varios espacios semanales de música en vivo que brinda al público una original programación realizada por músicos dominicanos. Durante este periodo de tiempo, en más de 900 eventos, han debutado muchas agrupaciones o presentado sus propuestas y conceptos; conciertos temáticos; tributos y más – el público ha disfrutado de todo tipo de Jazz, Blues, Bossa y más. Se han vivido enriquecedores momentos de jazz instrumental y vocal, se han realizado presentaciones con más de 250 músicos y vocalistas de todos los rincones de nuestro país, así como artistas invitados de Haití, México, Puerto Rico, Cuba, Jamaica, Curacao, Aruba, España, Francia, Italia, Rusia, Holanda, Dinamarca, Israel, Argentina, Brazil, Venezuela, Perú, Chile, Canada y los Estados Unidos. Si usáramos una media de 85 personas en asistencia por evento, arrojaría que casi 76,500 personas han disfrutado de los mismos. Yo diría que SI VENDE.

• ¿Quiénes han sido tus mayores aliados?
A través de los años hemos tenido un gran apoyo, primero de los músicos, luego de un público que semana tras semana asiste a los conciertos a disfrutar de estos talentos y apoyar estos eventos. Así como hemos tenido una serie de empresas que ha creído en lo que hacemos y nos han brindado apoyo en diversos momentos (no los pongo aun por temor a dejar uno fuera).

• ¿Cómo ha cambiado tu vida en estos 10 años?
Nunca pensé que mi hobby, mi pasión podría convertirse en el “trabajo perfecto”. Es impresionante levantarme a diario con ideas de qué más puedo hacer, de no estar cansado de lo que hago, de compartir el jazz con familia y amigos; sobre todo trato de hacer todo lo que pueda en Jazz en Dominicana con entrega, ilusión y amor.

• Hablemos de tu equipo, ¿qué hay que hacer para formar parte de Jazz en Dominicana o participar en alguno de tus espacios ? ¿qué perfil /es buscas?
Jazz en Dominicana es ‘suis generis’. El equipo es pequeño pero tupió. Muy profesional, muy entregado, muy orgulloso de lo que somos y hacemos.
Después de Ilusha, Carlos, Sebastian & Renata contamos con personas de gran calidad humana: Luís (Selektor Siete) Espinal, quien es mucho más que un diseñador – es un creador de sueños, convirtiendo lo gráfico en obras maestras (un ejemplo es que el afiche que diseña para el Día Internacional del Jazz lleva 5 años siendo seleccionado entre los mejores 20 del mundo); Rosa Amarella en producción de eventos mayores; Jeffrey Rodríguez, Iván Méndez, César Sánchez & Pedro Bonilla y sus lentes, que han posibilitado un historial fotográfico de primera de los eventos que hacemos; Noel Francisco que además de ser un excelente sonidista y lleva 9 años conmigo, es muchas veces mi mano derecha cuando no puedo estar en varios eventos al mismo tiempo. Y una cantidad de colaboradores que cuando los necesitamos están prestos a hacer lo que sea por que el o los eventos sean exitosos.

• Si pudieras pedir un deseo ¿cuál sería?
Que nuestro jazz llegue a otras playas para que el mundo vea que tenemos unos increíbles talentos en el género. Que no solo somos la tierra que dio Merengue y Bachata, si no que hay un jazz dominicano del mismo nivel y que el mismo nada tiene que envidiarle al de los Estados Unidos o cualquier otro país en el mundo.

• Si pudieras dar un consejo a los dominicanos ¿cuál sería?
En la Puerta del Conde está la inscripción: “Dulce et Decori est pro patria mori”, traducido del latin significa “Es dulce y honorable por la patria morir”.  Hay muchas maneras de ¨morir¨ por nuestra patria. Mi consejo suena simple, ejecutarlo es un reto: No le pido a nadie que sea Superman, solo que haga lo que tienes que hacer, y con amor – hacerlo bien.

• Y tu principal consejo para los jóvenes músicos ¿cuál sería?
Escuchen mucha música, de todo tipo y de todas épocas. Para entender el jazz de hoy hay que irse a los orígenes y ver de donde salió todo, como fue progresando a través de los años hasta llegar al día de hoy. Eso se hace leyendo y principalmente escuchando mucho jazz.
Practiquen y practiquen, y después… practiquen más. Sean humildes. No crean que por buenos o prodigiosos que son, ya han llegado. Decía Charlie Parker: ¨Mi principal interés es aprender a tocar música¨.

• Tu que conoces tanto de nuestro pueblo y que te enfocas en promocionar parte de lo bueno que tenemos, ¿cuáles crees que son las 3 mejores cualidades de nuestro país y su gente? ¿por qué?
La alegría, la hospitalidad y su alto grado de solidaridad. Creo que estas cualidades le permiten tener un mejor trato con los demás donde quiera que se encuentre. Siempre estamos dando nuestra mejor cara ante el que nos visita, no importando de donde provenga; siempre hay para compartir un “cocinao”; siempre damos algo nuestro a otros – sea un saludo, un abrazo, una sonrisa, par de pesos, una ropita, un refrigerio, un algo – nos llena de orgullo el poder hacerlo, sin importar en que condición nos encontremos.

• ¿Qué es lo que más disfrutas de Jazz en Dominicana? ¿Y lo que más te preocupa?
Ver como se van creando y dando torres de relevo en nuestro jazz. Como los que vienen aprenden de los que están, respetan lo que se ha hecho y quieren hacer y aportar a que nuestro jazz no se duerma sino que cada día evolucione y sea más fuerte. Ver como el público, semana tras semana, presencia eventos con músicos de nuestro patio para conocerlos, disfrutar de sus propuestas y respaldarlos.
Mi preocupación es que haya más espacios, más programas radiales, más cobertura en prensa, más respaldo de entidades gubernamentales y comerciales – estos serían los medios para que el jazz se mantenga sano y presente en el hoy y en especial en el mañana.

Desde Quemashago.com nos llena de orgullo y alegría poder brindar por los primeros 10 años de “Jazz en Dominicana”, esperamos que sean sólo los primeros de una larga y fructífera vida; Aplaudimos la energía y pasión de su creador, Fernando Rodríguez de Mondesert y nos reiteramos a sus órdenes para apoyar este y TODOS los proyectos que contribuyan a la difusión y diversificación de los productos culturales en la República Dominicana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí