Hemos escuchado que la moda es un vehículo para la expresión de la autenticidad, para canalizar el arte y las tendencias, para demostrar el buen gusto y muchas otras cosas más, pero rara vez escuchamos que la moda puede ser un vehículo para contribuir al desarrollo sostenible.

Paralelo a quienes buscan un estilo de vida que haga menos daño al medio ambiente, existe un mercado para productos con impacto, compuesto por individuos que buscan adquirir piezas hechas bajo condiciones éticas.

De esta observación nació ‘The perfect shirt’, una camisa con diseño limpio y detalles especiales que pretende la perfección, sin dejar a un lado los principios.

Hecha en algodón 100% natural, esta pieza de vestir posee un diseño minimalista compuesto por un tapete en estilo francés, puños individuales y dardos traseros que resaltan la figura.

El cuidado de los detalles se evidencia en los botones hechos en fibra de coco que le dan un toque auténtico y un menor impacto ambiental en comparación con otros materiales como el plástico o el metal.

La camisa es empacada en una bolsa hecha en hilo de yute, dando un aspecto original y artesanal que le hace ideal como regalo.

¿Qué diferencia a esta camisa de todas las demás? Que su producción se hace en condiciones justas aquí, en la República Dominicana y que el 50% de los beneficios de su venta retorna a las comunidades que trabajan en su confección, a través de la promoción de proyectos de impacto social.

Una de las consecuencias positivas de adquirir productos hechos en el marco del comercio justo es que aquello que nos resulta ‘habitual’ tiene el poder de cambiar vidas. Al día de hoy VIRTU ha vendido más de US$100K y ha impactado indirectamente a un centenar de personas en sus producciones de República Dominicana y Bolivia. Han tenido dos exitosas campañas de financiamiento colectivo (crowdfunding) y cuentan con una sólida base de clientes recurrentes en Estados Unidos y Alemania.

Visita Virtu.Rocks y conoce las propuestas de moda ética de esta compañía social que utiliza la moda como vehículo para el desarrollo y, de paso, estarás apoyando una iniciativa de emprendimiento local pues uno de sus fundadores, Jason Grullón, es dominicano.

[Artículo originalmente publicado en la edición #42 de la Revista District & Co. Report.]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí